El sonido tiene impacto en cada aspecto de nuestras vidas, desde la salud y el bienestar hasta el aprendizaje, el trabajo, el sueño y nuestra relación con el espacio doméstico y laboral.

En muchos aspectos, nuestro sentido del oído es más sofisticado que nuestro sentido de la vista. Sólo vemos lo que está frente a nosotros, pero oímos sonidos a nuestro alrededor. El oído es nuestro sentido de alerta primario, por lo que el sonido llega muy profundo, muy rápido.

MXA_Brochure_parallel_lines.jpg

El sonido nos afecta de cuatro maneras clave:

FÍSICAMENTE. Los ruidos repentinos hacen detonar la liberación de sustancias químicas en el cerebro que nos preparan para luchar o huir. Los sonidos tranquilos, como el del mar o la lluvia, ralentizan nuestras pulsaciones y la respiración.

PSICOLÓGICAMENTE. La música puede modificar nuestro estado de ánimo; el canto de los pájaros tiende a hacernos sentir seguros.

COGNITIVAMENTE. Most humans have bandwidth for just 1.6 conversations, so our ability to think is greatly affected by other sounds that are present – especially other people’s conversations.

A NIVEL DE CONDUCTA. El sonido afecta a patrones de consumo: entornos sonoros comerciales inapropiados pueden reducir las ventas en un 28%

El trabajo de oficina implica colaboración, para lo cual las oficinas diáfanas son totalmente adecuadas. Pero también implica concentración, contemplación y comunicación y, tristemente, el entorno sonoro tipico de una oficina a menudo compromete nuestra capacidad de hacer estas cosas. En comunicación, la señal (el discurso u otros sonidos que queramos escuchar) es a menudo difícil de aislar del ruido (otras personas hablando, teléfonos sonando u otro sonido no deseado).


The solution is to design soundscapes that work for us instead of against us, based on four building blocks:

BUENA ACÚSTICA:

Las superficies y el mobiliario deben contar con materiales blandos y absorbentes, para reducir la cantidad de sonido que se refleja en el interior de la sala.

EL SISTEMA DE SONIDO ADECUADO:

Un sistema de sonido especificado incorrectamente, presupuestado inadecuadamente, mal instalado y mal calibrado será una fuente constante de frustración para cualquiera que lo use. Muchos usuarios malgastan tiempo valioso al comienzo de una conferencia, intentando hacer funcionar equipos complejos.

RUIDO MÍNIMO:

Generalmente, un nivel de ruido de fondo de entre 45 y 55 dB de presión sonora es apropiado para una oficina. Si es demasiado silenciosa, las conversaciones cercanas se convierten en una fuente de distracción. Si es muy ruidosa, las personas se estresan y enferman y la comunicación queda comprometida.

CONTENIDO APROPIADO:

Cualquier sonido que se añada al entorno debe mejorar el bienestar de las personas, la efectividad y la felicidad.


Aunque la mayoría de las plataformas de comunicación modernas están diseñadas para permitirnos intercambiar textos, imágenes o vídeo, nuestra voz es el interfaz más potente que tenemos. Las capacidades síncronas, sonoras y rítmicas de la voz humana proporcionan información de manera eficiente y natural. Hacer un vídeo convincente requiere adquirir habilidades técnicas signifcativas; dar una charla convincente es algo que cualquiera puede hacer.

Julian Treasure, presidente de The Sound Agency, autor de Sound Business y ponente sobre sonido, en cinco ocasiones, en TED.com